La leyenda de Mansaborá y la conquista de Cáceres es una de tantas que hablan de la historia de nuestra ciudad. Cáceres y la leyenda de San Jorge es sin duda, la más conocida y una fiesta en la que participan todos los cacereños.

Nuestra ciudad está llena de Leyendas contadas de abuelos a nietos a lo largo de los siglos. Cáceres y la leyenda de San Jorge es sin duda, la más conocida. Narra la conquista de la ciudad por San Jorge y su ejército, que derrotó a las tropas moras, simbolizado con la figura del dragón en la escultura de la plaza que lleva su nombre. Pero la verdadera historia es otra…. cuenta la leyenda que la princesa mora Mansaborá, hija del señor de la ciudad, se enamoró de un capitán cristiano, y como todos los enamorados buscaban el lugar escondido intramuros para verse a escondidas. La situación era cada vez más complicada y  la ciudad cayó en manos del ejército cristiano que entró en la ciudad y arrasó con todo. El rey mandó llamar a su hija, quien confesó que había dado las llaves de un pasadizo que daba acceso a la ciudad al hombre al que amaba. El rey, enfadado con su hija le echó una maldición convirtiéndola en una gallina de oro, condenándola a vagar por las calles de la ciudad para siempre.

La festividad de San Jorge, patrón de Cáceres, en la noche del 22 de abril se escenifica en la Plaza Mayor la lucha entre moros y cristianos y la quema del dragón que simboliza el fuego que arrasó la ciudad esta noche fatídica.

Sino tienes la posibilidad de venir el fin de semana que se celebra San Jorge, te recomendamos hacer la visita guiada teatralizada por la noche. Totalmente recomendable por ser muy divertida  y amena. Normalmente la hora de salida es a lasa 20.00 horas en invierno y a las 21.00 en verano en el Arco de la Estrella. Callejear con estos estupendos actores es la mejor manera de conocer alguna de las leyendas de Cáceres y pasar un buen rato.

Alojarte estos días de vacaciones dentro de la Ciudad Monumental y poder disfrutar de la experiencia de vivir intramuros es una auténtica maravilla. Intenta que tu alojamiento esté lo más cerca del Casco Histórico para poder visitarlo en diferentes horas a lo largo del día.