Disfurta del espectáculo de ver a las cigüeñas y su entorno en Cáceres

Vivir en Cáceres y verlas diariamente es algo a lo que estamos acostumbrados pero cuando hablo con los huéspedes de las cigüeñas todos están sorprendidos por tener a nuestras maravillosas aves de vecinas dentro de la Ciudad Monumental de Cáceres. El FESTIVAL DE LAS AVES es ya un reclamo turístico de todos a los que les gusta verlas y saber más de ellas. Este 2018 del 18 al 20 de Mayo tendremos la suerte de poder disfrutar de un festival lleno de actividades para los más grandes y para los más pequeños.

Una imagen vale más que mil palabras y esta de la foto que hice camino de los Barruecos, lo vale. A tan sólo cinco kilómetros de Cáceres dirección Malpartida de Cáceres, puedes disfrutar y hacer fotos bonitas de las cigüeñas, que sin duda se han convertido en nuestras compañeras desde hace años y conviven con nosotros durante la mayoría de los meses cálidos en dónde la temperatura es agradable.

Y es que hacer “La senda de la Cigüeña” es un espectáculo que uno no se puede perder, si además lo haces al atardecer el recuerdo es imborrable. Parar unos minutos y verlas volar es una maravilla.

Para mi que voy a este pueblo vecino, Malpartida de Cáceres, muy a menudo verlas es algo normal pero a todos nuestros huéspedes les fascina la visita a este lugar mágico.  Llevar la cámara o unos prismáticos para verlas volar, llevar comida a los polluelos en primavera o simplemente verlas en sus nidos tranquilamente. Te recomiendo que , pero también puedes pararte en el mismo pueblo y acercarte a su iglesia en donde encontraras varios nidos.

El turismo de naturaleza está en auge y no es de extrañar porque Extremadura está dentro de las mejores regiones para encontrarse con nuestros orígenes y disfrutar de un paisaje único y irrepetible.

Me encanta aconsejar a todos los que vienen a nuestros apartamentos turísticos que se acerquen si tienen tiempo a los Barruecos, a escasos diez kilómetros de Cáceres,  monumento natural desde 1966 y “Mejor Rincón 2016”. Su paisaje granítico de gran tamaño y la obra del Wostell es sin duda la mejor tarjeta de presentación para un enclave natural en el que se pueden ver una gran cantidad de aves, rapaces, reptiles, que en este lugar están protegidas .Sin duda es uno de mis sitios favoritos al que ir con los amigos y con los niños cuándo el sol ha caído y las horas de calor han pasado. A veces está Satura con sus cuidados burros y damos un paseo divertido en los que los más pequeños lo pasan genial.

Las cigüeñas y sus grandiosos nidos son lo mejor de este espectacular lugar, un lugar privilegiado para disfrutar de estas aves que por suerte tienen en Cáceres su residencia durante muchos meses al año.

No podemos dejar de entrar en el Museo Wostell-Malpartida que merece una visita para todos aquellos amantes del Arte contemporáneo y de la Naturaleza.

turismo de naturaleza