Dentro de el Casco antiguo hay varios sitios preciosos donde picar algo. Mi favorito es la taperia  LA CACHARRERÍA. Muy cerquita de la Plaza de San Mateo en la calle Orellana número 1. Un palacio lleno de encanto con un patio pequeño y dos estancias una para picar algo y otra para tomarse una copa. Tienen pocas mesas y carta reducida por eso os recomiendo que vayáis temprano porque sino vais a tener que esperar un rato. Todas las tapas son muy ricas, mis favoritos el secreto ibérico, y las croquetas de patatera, el hummus. Cocina internacional pero con algunos productos de la tierra. No es un sitio recomendable para ir con niños pequeños porque el espacio es reducido y se agobian un montón. Si quieres saber dónde ir con los más peques lee mi post para disfrutar de Cáceres en familia.

Al lado de la Plaza Mayor está EL ALBOROQUE, Plaza del Duque 10, Una taperia pequeña con buenas tapas y precio razonable. Os recomiendo el Solomillo con torta del casar, arroz con bogavante y muchas de las tapas que hay fuera de carta.

Fuera del casco histórico, en la zona más moderna de Cáceres está  el Restaurante EUSTAQUIO BLANCO, Ruta de la Plata, 2.  Merece la pena salir y conocer este restaurante. Un local acogedor, amplio y lleno de luz donde degustar buenos platos de la cocina regional extremeña y también otros renovados en donde el producto es el protagonista. Os recomendamos la perdiz al modo de Alcántara, migas Extremeñas y un solomillo con Torta del Casar inolvidable para el paladar.  Es muy recomendable para ir en familia y para grupos. Su web http://restauranteeustaquio.es/